VIDEOCONFERENCIA CON EL MAS ALLÁ…

Es común escuchar que las oficinas de gobierno son testigo de actividades que muchos se atreverían a denominar como paranormales debido a sucesos como el que hoy queremos compartir.

Sucedió en las oficinas de un alto funcionario en donde durante muchos años corrieron los rumores de una presencia ajena a la plantilla de trabajadores de esa institución, al grado de que la oficina era llamada como “el Godínez fantasma”. Así el avance tecnológico, los cambios de mobiliario, el color de los partidos políticos en turno y el apellido de quien despacha en dicho lugar cambia constantemente, la leyenda sigue tan actual como siempre. Y fue ahí donde aquel jueves 22 de mayo a las 8:00 am en punto inicio una videoconferencia en la sala de juntas de este lugar, en la cual participaban 6 personas en dicha oficina y 2 altos funcionarios al otro extremo de la pantalla.




La reunión inició en punto con los tradicionales saludos y los comentarios sobre el clima y el ultimo juego de fútbol de la selección nacional, fue entonces cuando el funcionario de más alto rango pidió que iniciaran formalmente la sesión de trabajo con una breve auto presentación tras lo cual el mismo se presentó y le dió la voz a la otra persona que le acompañaba, posteriormente pidieron a aquel grupo que se había reunido para esta reunión, proceder de esta misma forma, y así de uno a uno se empezaron a presentar los diferentes individuos presentes. Fue entonces cuando iniciaron y el secretario al otro lado de la pantalla, interrumpió y le pidió a la persona sentada en el fondo de la habitación que se presentara, a lo cual las 6 personas reunidas en dicha habitación voltearon con extrañeza y respondieron que no había nadie mas en la habitación, el secretario sonrió y respondió que ¡sí!, que estaba viendo al caballero de traje negro parado ahora aproximándose al grupo, todos voltearon consternados y contestaron que no había nadie…  fue entonces cuando el secretario se dio cuenta que algo estaba mal y les pidió que abandonaran la sala, todos se levantaron horrorizados y a toda prisa salieron de la habitación cuando la llamada concluyo. El secretario intento llamar varias veces sin que hubiera respuesta y fue entonces cuando una llamada entro nuevamente en su computadora era la secretaria del delegado con quien había estado hablando anteriormente y muy consternado le pregunto que, si como estaba, ¿que había sucedido?, a lo que la secretaria le contesto que era muy pronto para responderle pues tan solo habían transcurrido 40 minutos del avionazo y no sabían aun si el delegado y su equipo habían sobrevivido al accidente!…

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, déjame tus comentarios abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *