Reencarna y muere de nuevo

Los conceptos de reencarnar o de vidas pasadas no son ajenos en diferentes culturas. La idea de que cuando una persona muere, su alma solo queda varada por un tiempo hasta que reencarna en la tierra de nuevo, se ve en algunas religiones como budismo, hinduismo y taoísmo, entre otras. Una idea muy atractiva para algunos y polémica para otros. En esta ocasión hablaremos de un caso de reencarnación. No es un caso reciente, pero es de los casos mejor documentados.

A los cinco años de edad Carl Edon dibujaba en su habitación. Cuando su madre se acerca curioseando que es lo que hacia el niño, observó lo que su hijo esta dibujando y le pide que lo describa, con un poco de preocupación. El infante había dibujado un águila con las alas extendidas y una esvástica, lo que dejó sorprendida a la madre. No era la primera vez donde Carl decía algo que los padres no entendían. De acuerdo a las entrevistas, el pequeño tenía sueños extraños en donde gritaba que su avión había sido derrumbado, al preguntarle sobre el sueño, el explicaba que de verdad había pasado.




Su preocupación creció un poco más después de cumplir seis años, su padre encontró un dibujo de una cabina de un bombardeo con mucho detalle como para que lo hubiera visto en otro lado. Mientras crecía, los padres de Carl le seguían haciendo preguntas, sobre esta supuesta vida pasada, y él les daba detalles, como la ropa que usaba. Incluso les habló de una herida que recibió donde perdió la pierna, justo en donde Carl tenía una marca de nacimiento. Con todas las historias que contaba, los padres aún estaban un poco escépticos.

Lamentablemente a sus 22 años de edad, Carl Edon fue apuñalado cerca de las vías férreas donde trabajaba. Dos años después, se hizo un descubrimiento que dejó a sus padres sin aliento. Cerca del área donde fue asesinado, se encontraron los restos de un bombardero alemán, que se estrelló contra el ferrocarril durante una incursión aérea. Dentro, encontraron los restos de un tripulante llamado Heinrich Richter, un artillero alemán al que le faltaba una pierna. Un historiador localizó la familia de Heinrich, quien les facilitó una fotografía a los padres de Carl. Su impacto fue enorme, el bombardero, tenía una apariencia extremadamente similar a la de su hijo Carl, ¡no lo podan creer!

Es una fascinante historia, que pone en duda que es lo que pasa cuando mueres. La pregunta es cuántos de estos casos no han sido descubiertos o documentados. ¿Qué opinas sobre la reencarnación? ¿Crees en las vidas pasadas?

¿Tú qué piensas sobre esto? Compártelo en redes sociales! Déjame tus comentarios abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *