¡NUNCA! ignores un escalofrío….

Gracias a todos nuestros seguidores por compartir algunas de sus experiencias que en verdad podemos llamar paranormales, y quiero comentar un suceso que considero por demás, macabro, inexplicable, pero al mismo tiempo posible y de solo pensar o imaginarlo puedo sentir como se me eriza la piel al escribir estas líneas y compartir esta experiencia.

Nuestro querido lector quien nos hizo llegar una experiencia muy reciente nos comentó que ha principios del mes de mayo regresaba de una reunión familiar a su departamento que tenia poco tiempo de ocupar y en el cual aún ni siquiera había terminado de desempacar sus cosas. Comento que eran alrededor de las 2:30 am cuando por fin se dispuso a recostarse en su cama  y al momento de apagar la luz de una pequeña lampara sobre un buró a un lado de su cama empezó a tener una sensación que el describió como muy extraña como si estuviera bajo una lupa y mucha gente lo estuviera observando y en ese  momento empezó a sentir como su piel empezaba a erizarse y un escalofrío muy pero muy intenso recorrió todo su cuerpo, se levantó de su cama y camino hacia la entrada de la habitación prendiendo las luces de todo su departamento sin encontrar absolutamente nada lo cual lo tranquilizó.




Después de verificar que la puerta estaba bien cerrada y ventanas de igual forma, regresó a su habitación apagando todas las luces en su camino. Nuestro habido seguidor nos comentó que él está seguro que había destendido su cama ya que al regresar a su habitación encontró la cama hecha lo cual lo desconcertó y quiso justificar esto con esa sensación que tuvo de ansiedad. Finalmente se recostó y apagó la luz de su habitación dándose cuenta en ese momento que una obscuridad total lo estaba envolviendo, nunca se había percatado de lo obscuro que era su departamento, ilusamente opto por taparse totalmente y empezó a quedarse dormido cuando nuevamente empezó a sentir esa sensación de terror que lo había poseído anteriormente y cual fue su sorpresa cuando empezó a sentir que sus cobijas le eran jaladas hacia abajo, descubriéndolo lentamente y dejándolo desprotegido de cualquier cosa que le estuviera observando o que tuviera un interés macabro y morboso. Fue tanto el estrés, la ansiedad que apretó los ojos colocándose en una posición fetal hasta quedarse dormido. A la mañana siguiente efectivamente estaba totalmente destapado y lo primero que hizo fue tomar su teléfono para llamar a la primera persona que estuviera en su directorio telefónico de su teléfono móvil, sin embargo al desbloquear su teléfono, la cámara fotográfica de su teléfono, estaba abierta, cosa que le extrañó por lo cual abrió su galería de fotografías y lo que encontró queridos lectores, fue algo que espero nunca les vaya a suceder , fotografías de él mismo dormido desde diferentes ángulos de su habitación. Y tú, ¿¿¿¿¿¿¿¿¿has revisado tu teléfono después de una noche en la cual has sentido escalofríos?????????

Si te gustó este artículo, te invito a que lo compartas en tus redes sociales, déjame tus comentarios abajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *